Talanza Energy Consulting

TU ÉXITO 
NOS IMPULSA

Nadie conoce mejor el negocio que tú, por ello contrataste a las personas más talentosas en su campo, entonces ¿Por qué distraer a las mentes más brillantes de hacer lo que realmente saben hacer con papeleos, archivos y procesos complejos?

Nos aseguramos de que tu emprendimiento energético tenga pleno éxito, empoderándolo a través de consultorías basadas en inteligencia regulatoria.

Transformamos las ideas en acciones

Como desarrolladores y consultores de inteligencia regulatoria, hemos estado en el negocio petrolero y energético por mucho tiempo, apreciando la complejidad del mercado, encontrando la tecnología como nuestro mejor aliado, descubriendo nuevos modelos que contienen diversas opciones por explorar. Así, creamos experiencias centradas en estrategias que saquen el mejor provecho de tu negocio.

Todo comienza con la alineación de objetivos operativos

Detectamos todas las necesidades inmediatas y futuras (incluso aquellas que han sido difíciles de notar) y te guiamos a través de flujos de trabajo -amigables e intuitivos- que resuelven, planifican y ejecutan los retos regulatorios y gubernamentales, siendo completamente configurables para que tú seas el que mantiene el conocimiento, incrementando los activos intangibles.

LIBERAMOS EL PODER DE TU NEGOCIO

Nos volvemos parte de tu equipo, otorgándonos un entendimiento profundo de tu operación, metas y plazos.

Así nuestra asesoría contempla los aspectos clave para tu éxito:

Dimensionando el futuro

Creamos un plan adecuado para el cumplimiento regulatorio a partir de un conocimiento transparente compartido.

Evaluación de riesgos continua

Acervo estratégico

Con un equipo integral experto en energía, regulación y gobierno, construimos un expediente del cumplimiento regulatorio “a prueba de balas”.

Despliegue de necesidades

Ejecución de proyecto

A través de un acompañamiento totalmente a la medida, creamos una ruta regulatoria que optimiza la ejecución del cumplimiento regulatorio para acelerar tu proyecto de manera simple y sin errores.

Proceso inteligente = esfuerzo simplificado